O APÓSTOLO: ¿EL MAYOR FRACASO COMERCIAL DE UNA PELÍCULA EN LO QUE VA DE AÑO?

La productora pactó con la distribuidora un estreno con 80 copias, pero la película no ha llegado ni a un tercio de esas salas.

Con un presupuesto de 5,2 millones de euros, ‘O Apóstolo’ recaudó tan solo 13.000 euros en su primer fin de semana.

“En España no haré una película nunca más. He perdido 3 años de mi vida para nada, y se ha malgastado el esfuerzo de mucha gente”. El sincero y desolado lamento pertenece a Fernando Cortizo, director de ‘O Apóstolo’, una de las películas de animación más ambiciosas que se haya creado nunca en nuestro país. Con un presupuesto de más de 5 millones de euros, la primera gran producción en stop-motion realizada en España llegó a la cartelera el pasado 31 de octubre de 2012. Lo hacía tras cosechar méritos y elogios en diversos festivales de alrededor del mundo, alcanzando hitos inéditos, como el de haber sido la primera película de animación que participa en las secciones oficiales de los festivales de Málaga y Moscú. El respaldo por parte del público, sin embargo, ha sido casi inexistente, y los poco más de 13.000 euros que la película recaudó en su primer fin de semana en cartel quedaron muy lejos de las previsiones que Film Arante, la productora del film, tenía en mente.

El baile de copias

En los últimos días, Fernando Cortizo ha empleado las redes sociales para denunciar el via crucis que ha vivido su película. Su principal reclamación alude al incumplimiento del contrato de distribución por parte de Aquelarre, la empresa encargada de hacer circular ‘O Apóstolo’ por las salas de exhibición. Tras el éxito de la película en Málaga, Film Arante y Aquelarre firmaron un acuerdo por el cual el film debía estrenarse el fin de semana de Halloween con 80 copias. Ateniéndose a estas condiciones, la productora llevó a cabo una ambiciosa campaña de promoción alrededor de España. El horizonte de las 80 copias se mantuvo inalterable hasta que en la víspera del estreno, sin tiempo para replantear su estrategia, Aquelarre le anunció que finalmente las grandes cadenas habían rechazado la película y que tan solo se habían logrado colocar 25 copias. La propia distribuidora admite esta versión, aunque alude a la gran rivalidad que había en la cartelera aquel fin de semana (con el estreno de ‘Skyfall’ y ‘Sinister’, y el tsunami de Bayona todavía haciendo estragos), y al hecho de que no existiesen copias de la película en 35 mm, y todas fuesen en digital, para explicar lo ocurrido: “Aquelarre siempre le manifestó a Film Arante que, debido al proceso de transformación digital del mercado, sin copias en 35mm no se iba a obtener un estreno con la cantidad requerida por contrato”, explica Luis Angel Bellaba, CEO de la compañía, a FOTOGRAMAS. Además, la distribuidora, tras la dificultad de alcanzar el estreno acordado, propuso un cambio en la fecha de estreno, solución que la productora no aceptó: por su naturaleza, ‘O Apostolo’ era una película que debía llegar a los cines en Halloween.

La teoría de la conspiración

Llegados a este punto, la historia parecería poco más que el resultado de una mala estrategia comercial. Pero es entonces cuando Cortizo nos aporta datos que lo enturbian todo un poco más: “Invertimos dinero en promocionar la película en lugares como Sevilla, San Sebastián o Bilbao, donde la película debía estrenarse y finalmente no lo ha hecho. Además, en ciudades donde sí ha llegado, han ocurrido cosas raras. Había salas que programaban la película entre semana y al llegar el fin de semana la sacaban de cartel. Otras lo hacían en una única sesión semanal, o en pases matinales. Incluso me han llegado noticias de espectadores de Las Palmas, Valencia y Santiago que afirman haber ido a ver la película para encontrarse con que la sesión se había cancelado porque el cine anunciaba que el proyector se había estropeado”. Aquelarre no niega los hechos (“Las salas que han cancelado sesiones fue debido a problemas técnicos que luego fueron subsanados”, afirma Bellaba), y la coincidencia de que, en un mismo fin de semana, en tres salas de ciudades tan alejadas como Santiago de Compostela, Valencia y Las Palmas, la película no pudiera verse por “problemas técnicos”, dan alas a las teorías conspiranoides que atormentan a su director. “Han querido matar la película. No pertenecemos a ninguna productora grande, la película hizo bastante ruido tras su paso por los festivales, y las grandes cadenas han presionado para que ‘O Apostolo’ no les robara ni una porción de cuota de pantalla. Nunca pensé que este sector fuese tan mafioso”.

Matar al intermediario

Sabiendo que su verdadero enemigo es demasiado poderoso, y antes de lanzar gritos en el desierto, Cortizo dirige sus críticas hacia Aquelarre, la empresa que asumió el reto de distribuir ‘O Apostolo’ y que, según el director, “no ha sabido estar a la altura de la película. El film tuvo una repercusión mediática mayor de lo que ellos imaginaban cuando se comprometieron con nosotros hace 5 meses en el Festival de Málaga, y el encargo les ha venido grande. No han sabido negociar con las cadenas de exhibición y encima nos han mentido. Nos dijeron que no había más salas donde colocar la película, pero tras el fiasco, nosotros mismos hemos contactado con muchos cines que nos han confirmado que nunca recibieron una llamada de Aquelarre. Con una simple llamada hemos logrado cerrar 7 salas nuevas”.

Luis Angel Bellaba no titubea al defender la valía de su empresa y su implicación en el proyecto de ‘O Apostolo’: “Aquelarre es una empresa productora y distribuidora fundada en 2003 que apuesta por el cine, por lo que no se puede poner en duda los esfuerzos, la profesionalidad y el compromiso que dedica al cine español, europeo y latinoamericano con títulos premiados en festivales internacionales de alta calidad artística y comercial. Somos distribuidores e inversores en la película ya que hemos adelantado determinados costes de lanzamiento. Mal nos vendría entonces que la gente no pueda disfrutarla, que la película estuviese muerta o que no quisiéramos que la gente la viese”. Cortizo sin embargo afirma que Aquelarre no ha invertido ni un céntimo en su opera prima y que el 100% de la promoción ha corrido a cargo de Film Arante.

Aún hay vida para la película

‘O Apostolo’ había recaudado, hasta el fin de semana pasado, poco más de 37.000 euros. No obstante, el descalabro comercial podría salvarse gracias a las ventas internacionales de la película, que van “a buen ritmo” según Cortizo. A partir del próximo 1 de diciembre, la Sala Berlanga de Madrid proyectará la película, y Film Arante busca el apoyo de nuevas entidades como Caixa Galicia, que parece decidida a ayudar a que la película llegue a más espectadores. Por su parte, Aquelarre busca cerrar la polémica con la siguiente reflexión: “En general, y por desconocimiento, los productores tienen problemas con los distribuidores. Error. Cuando una película no se ve como ellos quieren toda la culpa es del que distribuye o de las salas. ¿Y si la culpa fuera de ellos? Porque la mayoría de las veces no prestan atención a las fechas de estreno y a la competencia, ni a las sugerencias de cantidad de copias, porque sus esperanzas son ciegas.”

Comentario en el Facebook de Fernando Cortizo Rodriguez a Fotogramas.es:

Gracias por realizar este artículo. La única realidad, más allá de conspiranoias, errores, malentendidos,…, es que se ha firmado un contrato (Donde constan 80 salas que jamás existen), y la productora realiza su esfuerzo de promoción en base a ello. Lo que yo, o la distribuidora opinemos sobre la culpabilidad no importa, lo que importa es que mucha gente en España desea ver la película y no pueden.
FERNANDO CORTIZO

Fuente: Fotogramas.es

Pixelon 3D Animation Studios
www.pixelon.es
info@pixelon.es

Anuncios