CARLOS SAURA: PREMIO “MIKELDI DE HONOR” Y NUEVAS NOTICIAS DE LA PELÍCULA “GERNICA”

El cineasta Carlos Saura ha retrasado hasta la próxima primavera el inicio del rodaje de su película sobre Picasso y el cuadro “Guernica”, una obra inmortal que el genio malagueño, cree Saura, no pensó al pintarla que fuera más allá de ser “un gran cartel, provisional”, para la feria de París de 1937.

Saura ha visitado hoy Bilbao, donde recibirá el premio “Mikeldi de honor” del Festival de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao-Zinebi, en la inauguración del certamen esta tarde.

El director ha hablado de su último proyecto, la película “33 días”, el tiempo que tardó Picasso en pintar el “Guernica”, un film que será protagonizado por Antonio Banderas, Gwyneth Paltrow -como su amante, la fotógrafa Dora Meer, que retrató el proceso de creación del cuadro-, Imanol Arias y Bárbara Goenaga, con guión de Elías Querejeta.

Saura visitó en julio pasado Gernika localizando lugares de rodaje, pero por problemas financieros el inicio se ha retrasado, aunque “la película se va a hacer, seguro”, ha afirmado el cineasta.

El director buscará reflejar el proceso de creación del lienzo, encargado por la República en plena Guerra Civil para el pabellón de la feria de París de 1937, en un momento para Picasso “de muchas dudas”, no solo artísticas sobre el cuadro, sino “con problemas personales, entre el comunismo y el anarquismo, y con tres mujeres a la vez”, ha recordado Saura.

Hasta el bombardeo de Gernika por la aviación alemana, el 26 de abril de 1937, Picasso no tenía claro qué hacer para cumplir el encargo, pero tardó aún más en empezar, hasta que se decidió y lo pintó en 33 días, de manera “explosiva”, ha rememorado Saura.

“Hizo cuarenta bosquejos -ha precisado- para preparar el cuadro y los tenía por el suelo, porque era desordenado, trabajaba en un caos, y parece que la primera idea era hacer un collage, que estaba de moda, pero luego se decidió a pintarlo”.

Ese proceso creativo es el que quiere reflejar en la pantalla, de manera que “cuando se termina el cuadro se acaba la película”.

Esta elaboración del artista es la que le gusta retratar a Saura, como se refleja en películas suyas anteriores como “Goya en Burdeos” y “Tango”. “Cómo un artista empieza a crear y cómo lo desarrolla, hasta terminar de manera feliz o no”, ha matizado.

“Me pongo en la piel de Picasso y pienso cómo podría hacer el cuadro, tengo las imágenes de la guerra, lo que me han contado, un cuadro que era un responsabilidad brutal, porque era un encargo del gobierno republicano”, y se atrevió a hacer una obra que en su época fue denostada, “que a muchos les pareció casi un insulto”.

Esos son los planes de Saura de momento, porque luego, filmando ha confesado que improvisa “mucho”.

Saura también ha repasado hoy su vida, en la que, ha recordado, ha hecho “más de cuarenta películas” y ha tenido “siete hijos”. “Creo que he “cumplido”, ha bromeado, aunque prefiere no reflexionar sobre su trayectoria y más bien “seguir trabajando y haciendo cine”.

Con humor, ha recordado que cuando era joven en la escuela de cine pensaba “que por qué no se retiraban todos los directores viejos y nos dejaban hacer cine”. Ahora -el director tiene ochenta años- supone que muchos jóvenes deben pensar eso y le parece “muy bien”, pero como es el trabajo que más le gusta, “sigue haciéndolo”. EFE

Fuente: Diariovasco.com

Pixelon 3D Animation Studios
www.pixelon.es
info@pixelon.es

Anuncios